SEMANA CORRIDA Y VACACIONES

Escrito por Sergio Arriagada el . Publicado en Laboral

 

semana corrida y vacaciones 536ad

 

Dado que últimamente nos han realizado diversas consultas sobre el ámbito laboral, es que hemos solicitado la colaboración de nuestro colega Robinson Zepeda (*), para que nos ilustre en el impacto de la semana corrida en el evento de que el trabajador que tiene derecho a ella, se encuentre de vacaciones.

En atención al derecho a semana corrida o más bien dicho considerar a pago el beneficio de semana corrida por un día feriado que quedo comprendido dentro del periodo de vacaciones de un trabajador, debemos tener en consideración lo siguiente:

El artículo 67 inciso primero del Código del Trabajo dispone:

Los trabajadores con más de un año de servicio tendrán derecho aun feriado anual de quince días hábiles, con remuneración íntegra que se otorgará de acuerdo con las formalidades que establezca el reglamento.

Durante las vacaciones o feriado, los trabajadores tendrán derecho a la denominada remuneración integra, es decir sus remuneraciones habituales son reemplazadas por una remuneración especial que la encontramos regulada en el artículo 71 del Código del Trabajo, que al respecto dispone:

Durante el feriado, la remuneración íntegra estará constituida por el sueldo en el caso de trabajadores sujetos al sistema de remuneración fija.

En el caso de trabajadores con remuneraciones variables, la remuneración íntegra será el promedio de lo ganado en los últimos tres meses trabajados.

Se entenderá por remuneraciones variables los tratos, comisiones, primas y otras que con arreglo al contrato de trabajo impliquen la posibilidad de que el resultado mensual total no sea constante entre uno y otro mes.

Si el trabajador estuviere remunerado con sueldo y estipendios variables, la remuneración íntegra estará constituida por la suma de aquél y el promedio de las restantes.

Asimismo, la remuneración íntegra durante el feriado deberá incluir la remuneración establecida en el inciso primero del artículo 45, según corresponda.

Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, durante el feriado deberá pagarse también toda otra remuneración o beneficio cuya cancelación corresponda efectuar durante el mismo y que no haya sido considerado para el cálculo de la remuneración íntegra.

Como se puede apreciar, durante el periodo que el trabajador haga uso de sus vacaciones, esto incluyendo días hábiles e inhábiles, debe percibir la denominada remuneración integra, la que se calculara en el caso delas remuneraciones variables, como por ejemplo las comisiones; sobre la base del promedio de los tres últimos meses. El promedio en cuestión se calcula sumando la comisión y la semana corrida de los meses de que se trate y luego se divide el valor por 3, el resultante se divide por 30 para obtener el valor diario a pago.

El inciso final del artículo citado establece que el trabajador tendrá derecho a percibir toda remuneración que no haya sido considera en el cálculo, pero respecto de la semana corrida no se aplica dicha disposición toda vez que la semana corrida es parte del cálculo de la denominada remuneración integra.

Respecto del pago de los días de feriado la Dirección del Trabajoha señalado:

Para determinar el promedio previsto en el inciso 2º del artículo 71 del Código del Trabajo se debe considerar los tres últimos meses con denominación específica precedentes al feriado legal, en que el trabajador hubiere percibido remuneración completa, excluyéndose aquellos en que medió suspensión de la relación laboral. Ordinario N° 2921/055, de 21.07.2011

Para efectos de determinar la remuneración íntegra a que tienen derecho durante su feriado legal los dependientes que laboran para la empresa Proalto Ltda., quienes están sujetos a un sistema de remuneración mixta, el valor obtenido del promedio de las remuneraciones variables percibidas en los tres últimos meses laborados, debe dividirse por 30. Ordinario N° 1556/021, de 07.04.2011

"La Empresa XX debe pagar tanto los días hábiles como inhábiles incluidos en el período en que el dependiente hace uso de su feriado legal, conforme a la remuneración íntegra, esto es, adicionando al sueldo base el promedio de las remuneraciones variables devengadas en los tres últimos meses laborados.

Reconsidera dictamen Nº 5472/295, de 12.09.97 y todo otro pronunciamiento que contenga una doctrina contraria a la contenida en el presente oficio"                    Ordinario N° 5409/0251, de 16.12.2003

"La finalidad que tuvo en vista el legislador al establecer el principio de la remuneración íntegra fue la de impedir que el dependiente sufriera una disminución de sus ingresos normales por el hecho de hacer uso del beneficio del feriado legal y asegurarle, desde otra perspectiva, durante el mismo período, la remuneración que habitualmente le correspondería en caso de encontrarse prestando servicios.

La afirmación precedente se ve corroborada por el propio artículo 72 del referido cuerpo legal al señalar que si durante el feriado se produce un reajuste legal, convencional o voluntario de remuneraciones, este se aplicará a la remuneración íntegra que corresponde pagar durante dicho período desde su fecha de vigencia.

Ahora bien, para lograr precisamente este objetivo es que el legislador dispuso expresamente que la remuneración mensual, en el caso de los trabajadores con sueldo y remuneración variable, como sucede en la especie, debía estar constituida por la suma de aquél y el promedio de los restantes beneficios variables.

Conforme a lo anterior, forzoso resulta sostener que las comisiones, bonos, premios y otras remuneraciones variables que pueda percibir el trabajador durante su feriado, además del sueldo, son legalmente reemplazadas por el promedio en referencia, de suerte tal que no resulta procedente adicionar las citadas remuneraciones variables a dicho promedio.

Sostener lo contrario, vale decir, que el trabajador tenga derecho a percibir conjuntamente con la suma del sueldo y el promedio de sus últimos tres meses trabajados, las remuneraciones variables que devenga habitualmente, significaría conceder a este un doble pago que desvirtuaría el objetivo del legislador antes mencionado generándose un enriquecimiento sin causa en favor del dependiente. Ordinario N° 5424/0250, de 25.08.1995.

En el caso en análisis, concluimos que resultaría improcedente el pago de semana corrida por los domingos y festivos comprendidos dentro del periodo de vacaciones de un dependiente, toda vez que esos días tantos hábiles como inhábiles ya están cubiertos por una especial forma de remuneración impuesta por el legislador denominada remuneración integra, sostener lo contrario iría contra el espíritu de la norma, la cual fue que el trabajador mantuviese su nivel remuneracional, si ocurriese lo inverso, implicaría un enriquecimiento sin causa para el trabajador, además de resultar un absurdo.

 

 

(*) Autor: Robinson Zepeda Gómez.

Contador Auditor

Universidad Católica del Norte

Ex-Fiscalizador Dirección del Trabajo

Ex-Mediador Dirección del Trabajo

Relator de Cursos y Seminarios.

Jefe Departamento Asesoría Laboral, Boletín del Trabajo.