INCLUSIÓN DE LAS ASIGNACIONES NO IMPONIBLES EN LAS LIQUIDACIONES DE REMUNERACIÓN

Escrito por Sergio Arriagada el . Publicado en Laboral

remuneracion df6fa

 

Una interrogante que muchas veces nos ocupa en Tribulex, es si existe o no obligación de registrar en el libro auxiliar de remuneraciones y de dejar reflejada en las respectivas liquidaciones de remuneraciones, que el empleador se encuentra obligado a confeccionar, las asignaciones no constitutivas de remuneración, como son las asignaciones de colación, movilización, desgaste de herramientas y perdida de caja, para poder atender esta inquietud se hace necesario revisar la normativa legal sobre esta materia.

El artículo 54 del Código del Trabajo dispone:

Artículo 54: Las remuneraciones se pagarán en moneda de curso legal, sin perjuicio de lo establecido en el inciso segundo del artículo 10 y de lo preceptuado para los trabajadores agrícolas y los de casa particular.

 

A solicitud del trabajador, podrá pagarse con cheque o vale vista bancario a su nombre.

 

Junto con el pago, el empleador deberá entregar al trabajador un comprobante con indicación del monto pagado, de la forma como se determinó y de las deducciones efectuadas.

 

De la norma citada se desprende que:

 

1.    Las remuneraciones deben pagarse en moneda de curso legal, esto es en pesos Chilenos, independiente de que se pueda pactar la remuneración en otro tipo de moneda como es el dólar o el euro, o en alguna unidad diferentes como por ejemplo la UF o la UTM. Se reconoce también el pago de remuneraciones en especies tales como son las regalías u otros beneficios avaluables en dinero que según lo preceptuado en el artículo 41 del Código del Trabajo constituyen remuneración.

2.      El pago con cheque o vale vista bancario nace a solicitud del trabajador o bien mediante el pacto en los respectivos contratos respecto a la forma de pago de las remuneraciones, en ese orden de ideas el pago vía depósito en alguna cuenta bancaria que tenga el trabajador será parte de los acuerdos que se suscriban en el respectivo contrato de trabajo o bien en un anexo de contrato, toda vez que la indicación de la forma de pago de las remuneraciones es una cláusula mínima del contrato de conformidad al artículo 10 del Código del Trabajo.

3.     El empleador tiene la obligación de entregar al trabajador al momento del pago de las remuneraciones un comprobante que indicara:

a.      El monto pagado

b.      La forma en la que se determino

c.       Los descuentos o deducciones que se practicaron.

 

Este comprobante es el que se conoce como liquidación de remuneraciones, el cual como ya se dijera es una obligación legal.

 

Respecto de este comprobante, liquidación de remuneraciones, es pertinente tener presente los siguientes ordinarios de la Dirección del Trabajo:

 

De la disposición legal transcrita se infiere que el empleador conjuntamente con el pago de las remuneraciones, debe entregar al trabajador un comprobante que contenga las menciones que a continuación se indican.

a) Monto de la remuneración pagada;

b) Forma como se determinó la misma, y

c) Descuentos practicados a las remuneraciones.

Ordinario N° 7301/341, de 12.12.1994

 

Del precepto legal transcrito se desprende, en primer lugar, que el pago de las remuneraciones a los trabajadores debe efectuarse en moneda de curso legal, es decir, en efectivo, o bien mediante cheque o vale vista bancario nominativamente a nombre del dependiente, sin perjuicio de indicarse cuando proceda, los beneficios adicionales otorgados, al trabajador como casa habitación, luz, combustibles, alimentos u otras prestaciones en especies o servicios y la forma particular del pago de las remuneraciones para los trabajadores agrícolas y los de casa particular.

Por otra, en el caso de cumplirse el pago en cuestión a través del sistema bancario, el legislador exige que dicha fórmula opera a solicitud del trabajador.

Por último, de la norma en análisis se deriva que, conjuntamente con el pago de la remuneración, el empleador está obligado a entregar al trabajador un comprobante para dejar establecido el monto de lo pagado, la forma de su determinación y las deducciones efectuadas a esa remuneración.

Ordinario N° 4794/0325, de 10.11.2000

 

Ahora bien, tanto el articulo 54 como la jurisprudencia administrativa emanada de la Dirección del Trabajo, nos indican que el comprobante que se encuentra obligado a entregar el empleador al trabajador al pagar las remuneraciones, debe contener las remuneraciones percibidas por el trabajador, no existiendo referencia alguna a no constitutivos de remuneración como son las asignaciones de colación, movilización, perdida de caja y desgaste de herramientas que conformidad a lo dispuesto en el artículo 41 del Código del Trabajo son haberes no constitutivos de remuneración, pudiendo arribarse a la conclusión de que estas partidas no son obligatorias de incorporar a las liquidaciones de remuneración.

 

Respecto del libro de remuneraciones, que es la fuente para generar estas liquidaciones de remuneraciones, debemos tener presente que el decreto que reglamenta el contenido mínimo del libro de remuneraciones es el Decreto Supremo N° 375 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, publicado en el Diario Oficial el 05 de septiembre de 1969, el cual dispone:

 

Artículo 3º.- El Libro Auxiliar de Remuneraciones contendrá, a lo menos, las siguientes menciones:

1º Nombre y apellido del trabajador, y

2º Remuneración imponible, no imponible y remuneración total.

Los empleadores podrán consignar otros antecedentes, como asimismo las remuneraciones desglosadas por rubros, ítem, o partidas más detalladas, debiendo, en todo caso, asentarse en forma separada las remuneraciones imponibles de las que no lo sean y la remuneración total.

 

Como se puede apreciar las partidas no imponibles, se deben registrar en sumas totales, no exigiéndose que se desglosen por separado.

 

Es importe destacar que en materia laboral, para que una asignación no constituya remuneración y por lo tanto no estar afectas a cotizaciones previsionales, estos haberes deben cumplir con los criterios que al respecto han establecidos las entidades fiscalizadoras, en relación con estos criterios es útil citar los siguientes dictámenes:

 

"Como también lo ha sostenido la Superintendencia de Seguridad Social, entre otros dictámenes Nºs 2879, de 12 de Agosto de 1983 y 3554 de 30 de Octubre de 1983, aún cuando la asignación de colación haya sido excluida del concepto de remuneración conforme al inciso 2º del Artículo 40 del Código del Trabajo, adquirirá, sin embargo tal carácter, en la medida que la suma otorgada por tal concepto exceda el gasto razonable de alimentación en que el dependiente deba incurrir con ocasión del desempeño de sus funciones, correspondiendo al Inspector del Trabajo respectivo calificar esta circunstancia en cada caso particular ".

Dictamen Nº 1650/058, de 15.03.1988, Dirección del Trabajo.

 

“De esta manera, no obstante que por expresa disposición legal las asignaciones de colación y movilización no serían remuneración y por ello no podrían estar afectadas a cotizaciones previsionales, al no integrar el concepto de remuneración imponible, la doctrina uniforme y reiterada de esta Dirección, manifestada, entre otros, en dictámenes Ords. 1650/58, de 15.03.88, y 3160/115, de 28.04.87, ha sostenido que las asignaciones anotadas no serían imponibles en la medida que tengan un carácter compensatorio, esto es, sean de un monto razonable y prudente en relación a la finalidad para la cual se han establecido, de entregar al trabajador una suma equivalente al costo real del gasto que le implique alimentarse y movilizarse con motivo del desempeño del trabajo.

En otros términos, y tal como lo ha sustentado también la Superintendencia de Seguridad Social, entre otros, en dictámenes N°s. 2879, de 12.08.83, y 3554, de 03.10.83, aún cuando las asignaciones de colación y de movilización hayan sido excluidas del concepto legal de remuneración, adquirirán, sin embargo, tal carácter en la medida que las sumas otorgadas por esos conceptos excedan el gasto razonable de alimentación y movilización en que el trabajador deba incurrir con motivo del desempeño de sus labores correspondiendo al Inspector del Trabajo respectivo calificar esta circunstancia en cada caso en particular”.

Dictamen Nº 0592/034, de fecha 26.02.2002, Dirección del Trabajo

 

Revisada la normativa legal y jurisprudencia citada es de nuestra opinión que al momento de establecer el legislador la obligación del empleador de indicar en las liquidaciones de remuneración el monto pagado y la forma como se determinó, seria obligatorio para los empleadores incluir en dichos comprobantes el monto de las asignaciones no imponibles como son las de colación, movilización, desgaste de herramientas y de pérdida de caja, por los siguientes motivos:

 

1.      Al pagarse estas asignaciones en dinero afectan el monto a percibir por el trabajador al liquidarse sus remuneraciones, debiendo incluirse su detalle en los comprobantes con el fin de dar cumplimiento a la obligación del empleador de entregar en detalle la forma en la cual se entero el total a pago del trabajador.

2.      Como este tipo de asignaciones, tiene un origen contractual o convencional y no una fuente legal se necesita establecer su detalle para poder acreditar como empresa que se están cumpliendo con las obligaciones pactadas con sus trabajadores.

3.     Con el fin de facilitar las labores fiscalizadoras de las instituciones que deben determinar si estas asignaciones son de montos razonables y prudentes, se hace necesario que su monto este debidamente detallado en el libro de remuneraciones y en la respectivas liquidaciones de remuneración.

4.      Con el fin de dar cumplimiento a las normas de carácter tributario, en particular al artículo 101 de la Ley de la Renta y la obligación de emitir la Declaración Jurada 1887, se hace necesario el tener desglosadas en detalle cada una de las partidas.

 

 


 

Autor: Robinson Zepeda Gómez.

Contador Auditor

Universidad Católica del Norte

Ex-Fiscalizador Dirección del Trabajo

Ex-Mediador Dirección del Trabajo

Relator de Cursos y Seminarios.