Actividades realizadas por Centros Médicos

Escrito por Sergio Arriagada el . Publicado en Tributación

Símbolo médicoEl común de la gente que asiste a un centro médico, nunca repara en que impuestos está cancelando al momento de recibir la atención.

Es así que dependiendo de la atención recibida, las personas recibirán boletas afectas, o en su caso exentas y/o no gravadas con IVA.

¿De qué depende dicha situación?

El artículo 8°, del D.L. N° 825pdf, de 1974, grava con el impuesto al valor agregado las ventas y los servicios.

A su vez, el artículo 2°, N° 2, del mencionado cuerpo legal, define como servicio:

la acción o prestación que una persona realiza par otra y por la cual percibe un interés, prima, comisión o cualquiera otra forma de remuneración, siempre que provenga del ejercicio de las actividades comprendidas en los N°s 3 y 4, del artículo 20°, de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

Por su parte, en el artículo 20°, N° 4 de la Ley sobre Impuesto a la Rentapdf se encuentran clasificadas, entre otras, las rentas provenientes de actividades desarrolladas por clínicas, hospitales, laboratorios y otros establecimientos análogos particulares.

No obstante, el artículo 13°, N° 6, del D.L. N° 825, exime del impuesto al valor agregado, entre otras instituciones, al Servicio Médico Nacional de Empleados y al Servicio Nacional de Salud. Estos últimos deben entenderse referidos actualmente al Fondo Nacional de Salud y a los Servicios de Salud.

A su vez, el N° 7 del mismo artículo, exime del impuesto a las personas naturales o jurídicas que en virtud de un contrato o una autorización sustituyan a las instituciones mencionadas en el párrafo anterior, en la prestación de los beneficios establecidos por ley.

Como se puede apreciar, las actividades desarrolladas por clínicas u hospitales se encuentran gravadas con IVA, con la sola excepción de que el prestador, este sustituyendo la labor del estado.

El SII, en diversos pronunciamientos ha señalado que en la medida de que las prestaciones realizadas por centros médicos, consistan sólo en atenciones médicas ambulatorias en las que no se proporcione alojamiento, estadía, alimentación o determinados tratamientos médicos para recuperar la salud propios de hospitales, clínicas o maternidades, no se encuentran gravadas con impuesto al valor agregado, por corresponder a actividades clasificadas en el artículo 20°, N° 5 de la Ley de la Renta (Oficio N° 2625 de 30.10.1997).

De acuerdo a lo anterior, los servicios proporcionados por una sociedad odontológica, siempre que consistan únicamente en prestaciones dentales ambulatorias, se clasifican en el artículo 20, N°. 5, de la Ley sobre Impuesto a la Renta, no encontrándose por tanto gravados con el Impuesto al Valor Agregado.

El Oficio N° 3436, de 18.12.2012 señala que del concepto de diálisis entendida como un procedimiento intermitente que se realiza tres veces por semana a un paciente que debe asistir a un centro de diálisis para permanecer por aproximadamente cuatro horas conectado a una máquina llamada “máquina de hemodiálisis”, que realiza la diálisis, se entiende que constituye una prestación propia de un establecimiento análogo o semejante a un hospital o clínica, sin importar si dicha prestación se da de manera ambulatoria o no. Ello, por cuanto dicho tratamiento médico corresponde a una prestación de salud para la recuperación, rehabilitación y cuidados paliativos de personas enfermas que caracterizan a un hospital, gravándose por tanto con IVA.

Si la ocurrente realiza, además, cualquier otra actividad, en especial en la compraventa, distribución, importación, exportación y comercialización de todo tipo de productos médicos y farmacéuticos, estaría actuando como vendedor en los términos del artículo 2°, N°s 1° y 3°, del D.L. N° 825, de 1974, y debería por lo tanto, tributar con el impuesto al valor agregado, de acuerdo con sus normas generales.

Se exceptúan de este gravamen las prestaciones profesionales de aquellas personas que se encuentran afectas al impuesto a la renta, por estos ingresos, de acuerdo con la clasificación que al respecto se establece en el número 2º, del Artículo 42º de la Ley de la Renta.