GASTOS AUTOMOVILES

Escrito por Sergio Arriagada el . Publicado en Tributación

auto 2 331f3

 

De acuerdo a lo que señala de manera textual el inciso primero del artículo 31 No se deducirán los gastos incurridos en la adquisición, mantención o explotación ..... y arrendamiento de automóviles, station wagons y similares, cuando no sea éste el giro habitual, y en combustibles, lubricantes, reparaciones, seguros y, en general, todos los gastos para su mantención y funcionamiento. No obstante, procederá la deducción de estos gastos respecto de los vehículos señalados cuando el Director del Servicio de Impuestos Internos los califique previamente de necesarios, a su juicio exclusivo.

De lo anterior se colige que los gastos por automóviles no se pueden considerar como necesarios para producir la renta, sin embargo debemos detenernos a analizar algunos conceptos:

El Servicio de Impuestos Internos a través de la Circular Nº 7, de fecha 27 de mayo de 1977, determinó que:

«Por «station wagons» se entiende aquel vehículo motorizado terrestre de uso mixto para pasajeros y carga adicional, a cuyo efecto dispone en su parte posterior de ventanillas y asientos removibles». Quedan comprendidos dentro del concepto de vehículos similares al «station wagons», entre otros, aquellos conocidos bajo el nombre de «blazer» y «wagoniers, carry- all, familiar, rural, suburbanos, kombi y camping».

En ese mismo sentido, el Servicio de Impuestos Internos ha señalado en los Oficios N° 2836, de 27.8.1984 y N° 3068, de 30.07.1992 y N°3.091, de 28.10.2008., que el vehículo denominado minibús es similar a un station-wagons, por la misma razón, los desembolsos en que se incurran para su mantención y funcionamiento, no podrán deducirse como gasto para efectos de determinar la renta líquida imponible, según lo dispuesto en el Art. 31°, inciso primero de la Ley de la Renta.

Con respecto a la Calificación de un vehículo para ser considerado como Jeep, el SII ha hecho suyos los requisitos establecidos en la Resolución Exenta N° 1 de 25.05.1987 de la Comisión Automotriz de CORFO la cual señala que se deben cumplir los siguientes requisitos para que un Jeep y un Furgón sean considerados como tal:

TIPO JEEP:

Para ser calificado como tal, se aprueba la siguiente definición:

Se entenderá por vehículo tipo Jeep y similar, al vehículo que cumpla con las siguientes condiciones:

a) Tracción cuatro ruedas, caja de cambios manual o automática y caja de transferencia.

b) De uso mixto, para pasajeros y carga ocasional, con un máximo de seis asientos, incluido el del conductor.

c) La carrocería debe formar un solo cuerpo entre la cabina del conductor y la caja de carga, la cual debe estar montada sobre chassis (bastidor); y contar con dos puertas laterales y una trasera completa.

d) Altura mínima desde el suelo a la parte baja del diferencial, 19 cm.

e) Estar equipado con dos de los siguiente elementos:

(1) Barra de tiro o ganchos, argollas o bolas para remolque, ya sean delanteras o traseras.

(2) Toma de fuerza o eje estriado delantero o trasero.

(3) Carrete para cable o cabrestante, ya sea eléctrico o accionado por motor, con una capacidad de arrastre mínima equivalente al Peso Bruto Vehicular (P.B.V.), incrementado en un 25 .

FURGON:

Para ser calificado como tal, se aprueba la siguiente definición:

Se entenderá por vehículo Furgón, al que cumpla con las siguientes condiciones:

a) Vehículo para transporte de mercancías, provisto de dos puertas delanteras que dan acceso a la única corrida de asientos, para conductor y acompañante.

b) La caja de carga debe formar un solo cuerpo con el sector del conductor cerrada por sus costados en un solo panel, sin vidrios (ni su alojamiento predispuesto), (1) ni asientos traseros; con puertas que permitan la carga y descarga de las mercancías que transportan.

Con todo, la Comisión Automotriz podrá fundamentalmente y por la unanimidad de los miembros presentes, calificar como furgón a los vehículos que tengan alojamiento predispuesto para vidrios, cuando considere que dicha circunstancia no puede alterar la naturaleza, características y destino del vehículo.(1).

La condición exigida, que la caja de carga forme un solo cuerpo con el sector del conductor, se refiere a que la carrocería sea unitaria, es decir, que no esté formada (2) por dos partes totalmente separadas, como acontece por ejemplo, con las camionetas Pick Up; de manera tal, que la colocación de una división intermedia entre el espacio destinado a las mercancías y los asientos del chofer y acompañante, en nada afecten la forma de la carrocería propiamente tal, que sigue siendo de fabricación unitaria.

Se excluirán de la presente definición, los vehículos similares, de automóviles o station wagons.

Cabe señalar que el SII acepta como gasto los correspondientes a vehículos de los trabajadores de la empresa, sean o no station wagons, siempre y cuando se cumpla con lo siguiente:

a) Que, se acredite la obligación de pago de tales asignaciones.

Por lo tanto, éstas deben estar estipuladas en los contratos y convenios colectivos celebrados con los trabajadores;

b) Que, se acredite que son de propiedad de los trabajadores los vehículos -cualquiera que sea su tipo-, que éstos utilizan en el cumplimiento de sus funciones y que van en directo beneficio de la empresa.

Se considerará como justificación suficiente las estipulaciones respectivas en el contrato de trabajo, el libro de registro de ruta que se exige en la letra c) siguiente, y el certificado de inscripción del vehículo a nombre del trabajador en el registro de vehículos motorizados;

c) Que, las sumas a reembolsar se determinen mediante algún procedimiento objetivo que permita medir el monto efectivamente incurrido por el trabajador por la utilización de su vehículo.

En este aspecto, la empresa llevará un Libro de Registro de Ruta en el cual, diariamente o semanalmente y por cada trabajador, determinará las rutas diarias o semanales y los respectivos kilómetros involucrados para las visitas de susclientes por el personal en sus vehículos, los cuales también deberán estar identificados, indicando marca, año, modelo y número de patente.

Además, cada trabajador tendrá una bitácora en la que registrará los kilómetros reales recorridos en los períodos antes indicados, la que deberá ser revisada y firmada con visto bueno por el jefe directo.

Este recorrido efectivo también deberá anotarse en el Libro Registro de Ruta en la oportunidad que corresponda.

Este libro deberá encontrarse a disposición del Servicio cuando éste lo requiera.

La empresa confeccionará un detalle mensual de los gastos efectivos reembolsados, de acuerdo al Modelo de Planilla como Anexo No. 1 que se adjunta como parte integrante de esta Circular, pero en todo caso, la suma máxima a considerar como asignación de traslación no podrá ser superior al 0,00222 UTM por cada kilómetro recorrido, más el equivalente a 10 litros de bencina de 93 octanos, sin
plomo, por cada 100 kms. diarios recorridos, con un tope mensual de 2.200 kms., vale decir, con un máximo de 220 litros de bencina por mes.

La cantidad que se reembolse por sobre el límite antes indicado, no se aceptará como gasto, adoptando el exceso la calidad de un gasto rechazado de aquellos a que se refiere el Artículo 21 de la Ley de la Renta, afectos a la tributación que establece dicha disposición legal, según sea la naturaleza jurídica de la empresa pagadora de tales sumas;

d) Que, no se trate de cantidades fijas, estimadas o globales que no estén fundamentadas en el uso efectivo del vehículo, sino que correspondan a gastos efectivamente incurridos debidamente acreditados con la documentación correspondiente;

e) Que, no se pretenda con el otorgamiento de tales asignaciones, financiar el traslado del trabajador de su casa-habitación a las oficinas de la empresa, ya que en dicho caso se trataría de una "asignación de movilización" que se regula por la aplicación del No. 14 del Artículo 17 de la Ley de la Renta, y cuyas instrucciones se contienen en la Circular No. 36, de 1988; y

f) Que, no se otorguen tales asignaciones en forma generalizada a todos los trabajadores de la empresa por el solo hecho de poseer un vehículo, sino que a los que realmente utilizan tales bienes en el desempeño de sus funciones y que originan un beneficio para la empresa.

En este aspecto, debe definirse claramente el tipo de trabajador que se encuentra en tal situación, además de estar establecido en el contrato de trabajo. (Circular N° 59 de 09.10.1997).

Con respecto a las camionetas doble cabina el Oficio N° 4269 de 30.10.1987 del SII señala que el tratamiento tributario que procede dar a las camionetas doble cabina, de cuatro puertas, de utilización mixta, que permitan transportar personas y mercancías es, en lo esencial, el de camionetas.  Por lo tanto, su adquisición y arrendamiento, como los gastos de funcionamiento y reparación, en lo que respecta al Impuesto al Valor Agregado, darán derecho a crédito fiscal; y en lo atingente al Impuesto a la Renta, los gastos que tal vehículo origine podrán deducirse, siempre que sean necesarios para producir la renta, que se encuentren pagados o adeudados durante el ejercicio correspondiente, y que se acrediten o justifiquen en forma fehaciente ante el Servicio.